Si quieres profundizar en tu experiencia de Dios en un ambiente que permite vivir los valores evangélicos de amor, paz, fraternidad, perdón, justicia y fe, la residencia Mª Inmaculada, tu Nueva Casa, será un medio para crecer en la vida cristiana.